Se trata de una de las inmersiones más famosas de Puerto del Carmen, quizá debido al componente de aventura que ofrece. El Agujero Azul es un túnel que conecta la zona somera de arena con la pared del veril que desciende a profundidades de vértigo. En esta inmersión se puede observar prácticamente cualquier animal; desde caballitos de mar escondidos entre los cabos del fondo, angelotes y grandes chuchos hasta majestuosas mantas, como han podido disfrutar algunas personas afortunadas. Sin duda es una inmersión que merece ser repetida.

La forma más habitual de realizar esta inmersión es desde tierra. Entrando por las escaleras del muellito de Playa Chica se recorre la zona somera siempre repleta de bancos de peces. Desde ahí se desciende por las grandes dunas sumergidas, atravesando el campo de anguilas jardineras, hasta
la entrada del Agujero Azul, un pequeño túnel de corto recorrido y mucho encanto al penetrar en la arena y salir hacía aguas abiertas. En el veril existen varias cuevas y oquedades interesantes donde buscar vida, desde enjambres de camarones narval hasta un pequeño coral naranja y gran
diversidad de peces. Este es también un punto ideal para la observación de pelágicos por lo que conviene no perder de vista el azul.

Consejos

Para evitar la narcosis es conveniente estar relajado y hacer un descenso muy suave y lento mientras respiramos con normalidad. Cómo actuar: Si sentimos alguno de sus síntomas , debemos detenernos, avisar a nuestra pareja de buceo y ascender despacio unos pocos metros hasta que los síntomas hayan desaparecido.

Textos e imágenes de oceanografica.com

En este momento estás viendo Agujero Azul