Montaña Amarilla es uno de los lugares emblemáticos de La Graciosa y de Canarias. Su color se
debe al tipo de erupción que originó este volcán, en el que el magma se mezcló con el agua del
mar. Las pintorescas formaciones rocosas en superficie continúan bajo el agua creando paisajes
característicos de los fondos del Archipiélago Chinijo. Con equipo autónomo, como con gafas y tubo,
esta inmersión nos sirve para descubrir los secretos de la Reserva Marina. Muy cerca de este punto
existe una zona de inmersión muy interesante conocida como Punta de la Cocina, con pasillos, arcos
y cuevas donde podemos ver briotas, anémonas gigantes o incluso águilas de mar y obispos.

Para toda persona que visite La Graciosa, la ruta a Montaña Amarilla es una de las que no se puede
perder. Se recomienda completar la excursión con unas gafas y un tubo para poner el broche de oro
a un relajado día de playa con un baño observando la naturaleza sumergida.
La inmersión consiste en explorar el veril contemplando el paisaje y la vida que puebla la zona. Bajo
la montaña se forma una interesante plataforma que también puede ser recorrida en busca de algún
encuentro inesperado. Esta zona es más somera y si la recorremos con gafas y tubo durante la marea
baja podremos ver el fondo y toda su vida realmente cerca.

Textos e imágenes de oceanografica.com

En este momento estás viendo MONTAÑA AMARILLA