Una inmersión recomendada para los amantes de los pecios. En un solo buceo se pueden visitar los restos de hasta seis pecios. Curiosamente, los más someros son los mejor conservados e incluso uno de ellos sobresale desde debajo de las rocas del propio espigón del muelle, ofreciendo un panorama completamente inusual. Los restos de los barcos ofrecen un paisaje completamente distinto a ningún otro buceo de la Isla por lo que es una inmersión muy demandada por los buceadores que visitan Lanzarote por primera vez.

Es conveniente que visitemos primero los pecios más profundos para acabar la inmersión en el más somero. El pecio situado más al Este conserva aún su g ran hélice sobre los 38 m de profundidad. Entre los restos encontraremos animales típicos de cuevas como rascacios, alfonsitos e incluso catalufas. Recomendamos prestar especial atención a la arena porque es fácil ver chuchos, mantelinas, águilas de mar, torpedos y angelotes. Resulta entretenido intentar identificar cada uno de los seis barcos hundidos mientras recorremos el fondo en busca de la fauna de la zona.

Consejos

En esta inmersión no debemos olvidar la boyade seguridad, los guantes y la linterna. Si hay corriente y no podemos ascender por el cabo del ancla, es importante marcar nuestra posición al salir a la superficie ya que nos encontramos muy cerca de la salida de un muelle. Los guantes nos protegerán de incómodos cortes por roces involuntarios. La linterna nos permitirá explorar las cavidades o resaltar los colores bajo el agua.

Textos e imágenes de oceanografica.com

Pecios de Puerto Del Carmen